Letrado 21

Inicio » Misceláneos » Cine y Derecho » REALITY (2012) – un hilo conector entre “1984” y el Gran Hermano de TV

REALITY (2012) – un hilo conector entre “1984” y el Gran Hermano de TV

 "Reality" (2012)

“Reality” (2012)

Con la instauración del Festival de Cine Global Dominicano se ha dado un verdadero paso de progreso en República Dominicana, en cuanto a cultura cinematográfica se refiere; y es que para un pueblo pequeño como lo es Nagua constituye un hito, no solamente que volvamos a tener un cine, sino traer películas que se centren más en fotografía, edición, vestuario, maquillaje, guión y actuaciones de calidad… y menos en plomo, chercha, o cualquier elemento que casualmente sale en un programa de Telemicro, ganándose por default un lugar en la pantalla grande.

Esto lo demuestra con cada entrega anual, donde el cine independiente marca su territorio con historias bajo las cuales podemos reflejarnos. Ese fue mi caso con la presentación de ayer de Reality, una película italiana dirigida por Matteo Garrone, que a pesar de ser del 2012, vine a conocerla al final de este año.


La historia se centra Luciano, un pescador de Nápoles que es fanático del show “Grande Fratello”, quien es motivado por su familia para participar en esa versión italiana de Gran Hermano, y que muestra un ánimo positivo y deseo de superarse propio de un padre de familia que tiene que sacar cabeza y proveer para la misma. Durante el desarrollo de la historia, los anhelos de ser seleccionado como parte del elenco (considerando el fuerte incentivo monetario de por medio, la fama, y otras cosas…) van transformando su rutina diaria en la tensión paranoica de sentirse constantemente observado por una comisión selectora que –desde su perspectiva– le visitan y vigilan de incógnito en su casa, trabajo y áreas de recreación.

Sin querer adelantar mayores detalles de la película, considero que se trata de una pieza maestra que mezcla los sentimientos de superación, los sacrificios del diario vivir, con ese tono distópico de “1984”, novela que sirve de fuente primaria para el concepto de estos reality shows en primer lugar. Mientras la idea del Show es verse observado todo el tiempo dentro de un espacio monitoreado, Luciano se siente observado en su propio ambiente y trata de actuar de la ‘mejor manera posible’ para poder entrar a Big Brother, lo que otorga un tono surrealista a la película, de forma tan sutil que pasa indetectable para quien no haya leído la obra de Orwell.

Luego de terminar de ver esta película, no pude evitar googlear los metadatos de la película en sí, topándome para mi sorpresa con una nota interesante: El actor que interpreta a Luciano (Aniello Arena) es en realidad un presidiario quien está condenado a cadena perpetua por un homicidio en 1991, y durante todo el rodaje estuvieron sonidistas, directores, productores, asistentes… y par de carabineros apuntando al protagonista del film en caso en caso de que el protagonista del film decidiera emprender la huida. Arena, quien se destacó desde el recinto penitenciario por su pasión hacia el séptimo arte, se ha convertido en un verdadero paradigma entre la justicia retributiva y la justicia reformativa, ya que por un lado sus crímenes pasados como miembro de La Camorra no pueden ser borrados con buenas acciones presentes; pero por otro lado, quizás –no me atrevería en modo alguno a asegurarlo, pero quizás– esta nueva faceta en su vida le sirva como un renacer espiritual. En todo caso, sentirse constantemente observado fue algo fácil de emular para el intérprete de Luciano, considerando que en la vida real estaba constantemente observado.

Culmino esta nota animando a seguir dando el apoyo que se necesita para que el séptimo arte prospere de la mejor manera en nuestro país, tomando notas lo bueno y desechando lo malo en las prácticas cinematográficas, que deben aspirar a ser algo más que un segmento extendido de “El Show del Mediodía”. Cada pueblo de República Dominicana tiene buenas historias que contar, buenas historias para llevar a la pantalla grande, y tan sólo pido que tratemos de aumentar la calidad para que estos proyectos no sólo se identifiquen con la versión más grotesca y estereotípica del dominicano. Pero para ello se requiere un apoyo especial, no sólo para los grandes proyectos, sino además para los pequeños. El cine dominicano está en los mismos zapatos de Luciano, pero más específicamente los de Aniello: Condenados a una perpetuo mundo de mediocridad por crímenes pasados y presentes, pero que aun cuando todo parece perdido, siempre existe esa esperanza de mejorar las cosas, de posicionarse y finalmente redimir todos los anteriores desatinos.

Atm


Véase además:


3 comentarios

  1. No he visto la película, pero la reseña me parece buena, máxime en la parte donde expresas tu opinión acerca de los avances del cine dominicano, y la motivación que haces para que se invierta en el, y así puedan realizarse producciones de calidad. Por otro lado, tu escrito contiene una critica, un tanto agria, contra el tipo de películas que en los últimos años se han estado produciendo en nuestro país, lo cual podría herir a algunas personas (los cuales podrían ser seguidores, y fieles lectores de tus escritos). Recuerda que en el arte, como también en la música, existen géneros y estilos que tienen sus propios seguidores los cuales merecen que se les respeten sus gustos y preferencias, por lo que te aconsejo que busques una manera mas suave de criticar el cine que se esta haciendo, pero siempre con la objetividad, creatividad y la originalidad que te caracteriza.

  2. Atm dice:

    Gracias por tu atinada observación, hermano.
    En esta entrega he decidido no ser tan objetivo, precisamente porque en cuestión de gustos la objetividad tiene muy poco campo de acción. En todo caso, reconozco que paulatinamente el cine dominicano ha presentado signos de mejoría con películas como “Hija Natural”…. pero todavía nos falta mucho.

    No se trata precisamente de ver las cosas como un resultado, sino el proceso de desarrollo y el camino que sigue. Veo, en ese sentido, que mientras algunos caminos llevan al progreso, otros directores por ahí actúan como Tyler Perry y Uwe Boll combinados, que mantienen el mismo formulario en sus películas y quieren caerle -literamente- a palos a la crítica.

    Un abrazo,

  3. Estoy al 100% contigo ATM, el dominicano ya tiene que empezar a ver otro tipo genero, ya el riesgo de perdida en una película profesional de verdad es el mínimo, ante los directores decían que era un riesgo no hacer comedia porque la gente no iría a ver otro tipo genero, con la ley de cine ya no al escusa para no hacer algo de calidad.

    REALITY, una super película con una fotografía estrenada mente muy difícil de hacer pero bien lograda, y el tema que trata es una realidad, cuantas gentes no darían hasta lo que no tiene para lograr vivir el morbo que se vive a diario en los programa de tv, concursos y mas… también pasa frecuentemente en el deporte y en mundo artístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: