Letrado 21

Inicio » Misceláneos » Argumentacion Jurídica » ARGUMENTACION JURIDICA. Introducción al derecho como argumentación.

ARGUMENTACION JURIDICA. Introducción al derecho como argumentación.

Con motivos de un curso en el que estamos como discentes en la Escuela Nacional de la Judicatura, he querido llevar la experiencia a un nivel distinto: más interactivo, más dialéctico, en fin… una forma de compartir esta nueva perspectiva con el resto del mundo. Y es que siendo el derecho un reflejo de la coexistencia humana, no puede pensarse en el mismo como algo perfecto, prediseñado, estático y que no requiere cambio o innovación, sino más bien como una obra en constante construcción, una “novela en cadena”, un concepto que si bien no es perfecto, es perfectible, igual que el ser humano.


Para hablar de derecho se debe hablar de relaciones humanas, y consecuentemente del conflicto a los cuales éstas conllevan, en donde cada parte considera tener la razón. La solución de algunos casos es más que fácil, en donde con una correcta determinación de los hechos y una norma preexistencia que haya previsto ese tipo de situación ofrece una consecuencia jurídica aplicable perfectamente al caso, como lo sería preguntar si un heredero del de-cujus tiene derecho a accionar en partición, cunado es la misma norma que prevé que a nadie puede se le puede obligar a quedarse en estado de indivisión. Distinto es cuando las normas no tienen una respuesta concreta, siendo la misma insuficiente o no-convincente para dar una solución factible al problema. A veces nos encontramos con lagunas normativas, con conflictos de principios, o sencillamente, con normas cuya aplicación resultaría absurda y ridícula ante nuestra realidad jurídico-social (tal sería el caso de las leyes penales que prohíben la vagancia y la mendicidad).

Ante esta situación, podemos determinar una serie de cosas:

a) que no se puede hablar de una separación radical de los poderes del Estado, ya que el legislador no tiene forma de prever todos los problemas jurídicos que pueden suscitarse en las relaciones humanas;

b) que el juzgador no puede sencillamente salir por la puerta de atrás alegando insuficiencia y/o oscuridad de la norma, ya que su obligación de decidir se encuentra determinada para todo cuanto sea apoderado;

c) y que las normas jurídicas, en consecuencia, no constituyen el todo en el derecho. La aplicación mecánica del silogismo supuesto de hecho/consecuencia jurídica no siempre encaja perfectamente en todos los casos, ya que en muchos los hechos no están perfectamente establecidos claros… y en otros la norma no tiene una respuesta adecuada.

Situaciones como éstas han motivado a ciertos estudiosos del derecho a buscar las respuestas más allá de la interpretación literal de las normas, de donde se han creado distintas escuelas filosóficas que pretenden dar respuesta a todas estas interrogantes, más ninguna de éstas puede considerarse propietaria de la verdad absoluta en materia del Derecho.

¿En dónde entra la argumentación en todo esto? Lo primero a precisar es que Argumentar consiste en dar razones que justifiquen un determinado resultado, o sea, en justificar y fundamentar, basar enunciados normativos, realizar juicios prácticos. El enfoque del derecho como argumentación implica un verdadero análisis acerca de los enunciados con los cuales justificamos las posturas que asumimos en derecho, independientemente del lugar en donde nos sentemos en un estrado. Argumentar implica buscar la adhesión de cierto auditorio a nuestra tesis o pretensión… y dicha adhesión no se logra con la mera persuasión, aquellos trucos de magia utilizados por algunos para embobar a otros, sino más bien a través de una verdadera experiencia dialéctica, un verdadero campo de batalla entre derechos, principios, valores y razones, y el climax consista precisamente en encontrar el mejor aproximado de la verdad y el mejor aproximado de justicia que se pueda encontrar en derecho.

Con esto no pretendemos que la Argumentación sea una panacea dentro de la ciencia del Derecho… ni mucho menos afirmar que esta teoría supera a todas las demás… sino que la misma se ajusta a los elementos que caracterizan al derecho, tanto en la teoría como en la práctica, donde cada caso pone en relieve el carácter adversarial de las cuestiones jurídicas, y donde es el mejor argumento, es decir, el más convincente y el que más resiste a la crítica, el que proporciona la victoria en este campo de batalla.


1 comentario

  1. […] Con esto no queremos excluir otras escuelas jurídicas que han dejado su marca en el desarrollo del derecho, como son la formalista, la sociológica, la […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: